Blog

¿Cómo hacer un buen Call To Action o CTA?

Marketing Digital

Para generar registros, leads o clientes potenciales, es imprescindible contar con un Call To Action en tu web, landing page, email o cualquier sitio del que dispongas si esperas obtener una respuesta por parte de tus usuarios. ¡Hoy vamos a hablar sobre él! ¿Estás listo/a para aprenderlo todo sobre los CTAs? 🙂

¿Qué es un Call To Action?

Un Call To Action o CTA es, como su propio nombre indica, una llamada a la acción, a través de la cual queremos atraer a clientes potenciales. ¿Qué acción queremos que realice este cliente? Al final, lo que nos interesa, es que el usuario haga clic en el botón que le estamos dando, pero éste variará según la acción que nos interese.

Tipos de llamadas a la acción

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es a quién va dirigida la llamada. 

  • Si es para visitantes nuevos, podemos ofrecerles contenidos gratuitos con los que conocerán nuestro contenido.
  • Cuando queremos generar leads mediante una Landing page, el contenido ofrecido será más específico, de más valor para él y dejando claros los beneficios, pues puede que esté en un punto en el que tenga que decidir entre nosotros y otros sitios que ofrezcan lo mismo.
  • Si se trata ya de un cliente, ya sabe qué es lo que podemos darle y podemos ofrecerle algún tipo de oferta.

Call to action

Por todo esto, la acción que quieras que realice el usuario, no siempre va a ser la misma. Según cuál sea tu objetivo y la manera en la que quieras atraer clientes, este call to action será para conseguir:

  • Leads. Usuarios a través de un formulario.
  • Suscripción. Suscripción a una Newsletter.
  • Descarga. Descargar algún archivo.
  • Instalación. Instalación de un programa.
  • Registro. Registros de nuevos usuarios a tu web.
  • Compra. Realización de una compra por parte del cliente.
  • Sharing. Botones para compartir en Redes Sociales.

8 Pasos para crear un buen CTA

Para que a tu call to action no le falte de nada, te aconsejo que realices una lista a modo de guía con todos los puntos que debe cumplir esta llamada a la acción. ¡Vamos con ellos!

  1. Focaliza en tu objetivo. Como hemos dicho, es muy importante saber a quién te diriges. Si el usuario es nuevo, si lo que quieres es generar más tráfico o si, por el contrario, ya es cliente nuestro.
  2. Elementos de un CTA. Según el call to action, éste contará con unos elementos u otros (campos de formulario, dos botones diferentes, una imagen,…), pero lo que te aconsejamos que debe de tener sí o sí es: un botón para realizar la acción, un buen copy que convenza a llevarla a cabo y una imagen. ¿Por qué la imagen? No sólo puede ayudar a convencer dando una muestra misma del servicio a través de la imagen, si no que cada vez buscamos saberlo todo de manera más visual y rápida, sin necesidad de leer demasiado.
  3. Realiza un buen copy. La manera en la que dices las cosas, influye más de lo que podemos creer. No olvides dejar de manera clara y simple, además de convincente, qué es lo que el usuario va a conseguir cuando haga clic en tu CTA.
  4. Ten en cuenta el tamaño. Está claro que un botón grande es más fácil de ver, pero ten en cuenta que siga en coherencia con el resto de elementos, tampoco queremos dañar la vista al usuario ni crear un call to action que resulte intrusivo.
  5. Los números pueden ser muy convincentes. Pues ayuda a saber de manera rápida y exacta qué es lo que va a ganar. Puedes mencionar un descuento, una lista numérica, el número de páginas si se trata de un pdf, etc.
  6. Diseño en armonía con tu estilo. Hay que tener en cuenta cuáles son los colores que predominan en nuestro sitio web. Además de ello, hay una serie de colores que pueden desagradar al usuario si se usan demasiado, como pueden ser el rojo o el naranja. Incluso que de por sí solos pueden crear una sensación de manera inconsciente. El rojo, por ejemplo, puede causar sensación de alerta o peligro (Y no queremos que salga huyendo, ¿no?). ¡Cuidado con esto! Por ello, te aconsejamos que tengan una coherencia visual con tu web, teniendo en cuenta colores, tonos, tipografía, tamaños, etc.
  7. El lugar es importante. Recuerda que no queremos invadir al usuario. Si primero le ofrecemos aquello que está buscando y después colocamos el call to action, será mucho más ameno y receptivo para él. Por ejemplo, en el sidebar o al final de un post.
  8. Hazlo diferente. Como estarás imaginando, también que intentar ser original, diferente y llamar la atención. Para ello no es necesario usar un color demasiado estridente (como he mencionado antes). Si juegas con el contraste de los elementos, con el fondo blanco e incluso con tus propios colores corporativos, verás que puede resultar un call to action llamativo sin haberte complicado demasiado sobre qué color puede llamar más la atención que otro, por ejemplo. También es recomendable que lo hagas interactivo, es decir, que tenga algún tipo de cambio cuando el usuario quiera hacer clic sobre el botón.

Para terminar…

Y como siempre os decimos, un punto clave que tienes que tener siempre en cuenta es experimentar y probar tú mismo varios tipos de llamadas a la acción para comprobar cuál es la que mejor funciona, sin olvidar tu objetivo, claro. Existen herramientas para hacer tests a/b con las que podrás probar distintos modelos y ver cuál convierte mejor.

¡Y no olvides crear tu propia checklist para asegurarte de que no te falte de nada! 🙂

 

¡Si te ha gustado comparte y haz comunidad!