Blog

como usar enlaces nofollow

¿Cómo tenemos que usar los enlaces nofollow?

Diseño y desarrollo web

Hace no mucho tiempo, la gente abusaba de forma excesiva del link building (la creación de enlaces externos de un dominio con el objetivo de generar así autoridad web) y, con ello, mejorar el posicionamiento orgánico en buscadores.

Y es que, recibir un link era uno de los factores que te situaban en lo más alto del ranking, por lo que la gente se dedicaba a explotar sin piedad esta práctica y colocaba enlaces donde veía la oportunidad sin ton ni son.

Google no tenía en aquel entonces los mismos medios que tiene ahora y no contaba con la capacidad de modificar su algoritmo a la velocidad con lo que lo puede hacer hoy en día, así que las soluciones que podían ofrecer no llegaban con la velocidad y efectividad de hoy.

Sin embargo, y gracias a este fenómeno, fue como nacieron los enlaces nofollow, de los cuales venimos hoy a hablaros en este artículo.

¿Qué son los enlaces nofollow?

Podemos definir a los enlaces nofollow como aquellos en los que aparece el valor nofollow en el atributo rel de un elemento HTML. Este atributo se encargan de indicar a los motores de búsqueda que el enlace no debe de ser seguido ni tenido en cuenta, y mucho menos influir en el ranking. Pero para poder entender por qué hacen esta función, vamos entrar un poco más en contexto.

¿De dónde surgen los enlaces nofollow?

Nos situamos en el año 2004, el SEO en esta época es un verdadero caos. Existen páginas con poco más que apenas unos días de vida y ya tienen más de 5000 enlaces de diferentes páginas. ¿Cómo puede ser? Normalmente por comentarios de spam.

En es momento, los links se están apoderando de internet, corren a diestro y siniestro, descontrolados, y no parece existir nada que pueda combatirlos. Ante esta situación, a Google no le queda otra que ponerse las pilas y tomar medidas sobre el asunto. Es cuando en 2005 llega una solución por parte de Matt Cutts y Jason Shellen: los enlaces nofollow.

Esto funcionó, aunque no como ellos esperaban que lo hiciese… Sí que es cierto que ayudó a sanear parte de internet, pero el paso de los años no perdonaba, y los sitios cada vez tenían más y más spam.

Es entonces, en 2009, cuando nuestro amigo Matt Cutts anunciaba que el robot de Google había sido modificado en cuanto a cómo trataba los enlaces con el valor nofollow, y ahora el Link Juice únicamente pasaría a través de enlaces dofollow y no por ambos.

Dicho esto, podemos tener en cuenta que un enlace nofollow tendrá importancia en cuanto al punto de vista SEO de nuestro sitio web, ya que Google analizará el comportamiento de las visitas que recibimos y ,a partir de esto, Google Panda nos otorgará una mejor o peor puntuación.

¿Cómo hago un enlace nofollow?

Crear un enlace nofollow es realmente sencillo, y no nos llevará más que unos segundos crearlo. Para ello, tan solo deberemos de añadir el atributo rel dentro de la etiqueta <a> del enlace. A continuación, podéis ver un ejemplo:

<a href="https://web.com" rel="nofollow">Hola mundo</a>

Así de sencillo es crear un enlace nofollow, pero recordad que la línea anterior es código HTML y que, si quieres añadir un enlace nofollow desde WordPress, tendrás que cambiar el editor de Visual a HTML y añadir el atributo al enlace de forma manual.

Aunque, si preferís utilizar algún plugin, podéis hacerlo con total libertad. Eso sí, pensad si merece la pena tener un plugin más para realizar una tarea tan sencilla.

¿Cuándo se deberían utilizar los enlaces nofollow?

Aunque ya sepamos cómo hacerlo, una de las grandes preguntas es cuándo debemos hacerlo y por qué.

1. Variación de enlaces

La construcción de los enlaces es, y será siempre, un punto de vital importancia dentro de nuestro SEO. Ten en mente que cada vez es más importante tener un enfoque equilibrado y que sea natural dentro de la estrategia SEO, por ello, intenta mantener un perfil de enlaces que sea equilibrado: no utilices únicamente enlaces nofollow o dofollow, intenta que sea algo mixto.

2. Red de blogs que compartan la misma IP

En ocasiones, disponemos de varias páginas web alojadas todas en un mismo servidor, llegando a compartir los códigos de Google Analytics y demás métricas que Google sabe ver.

En estos casos, lo mejor que podemos hacer será enlazar estas páginas entre sí mediante enlaces nofollow evitando así cualquier riesgo de que Google nos penalice por pensar que queremos posicionar estás páginas utilizando técnicas de cross linking.

Normalmente, la probabilidad de que Google Penguin nos penalice por tener varias páginas en un mismo servidor es realmente baja, casi inexistente, nos atreveríamos a decir. Sin embargo, si por cualquier caso llegásemos a enlazar nuestros sitios entre sí en el footer o navbar, por ejemplo, los riesgos de ser altamente penalizados se multiplican drásticamente.

3. Enlaces directos a redes sociales

Aunque en realidad no existe nada que asegure si es o no útil utilizar enlaces nofollow en aquellos enlaces utilizados para enlazar con redes sociales, la verdad es que nosotros recomendaríamos hacerlo.

Recordad que debemos de controlar el flujo de Link Juice que tenemos en nuestro sitio en medida de lo posible.

4. Enlaces a sitios con una materia distinta

Si contamos con un enlace que apunta a un sitio que trata sobre una materia totalmente distinta a la nuestra, sería ideal utilizar un enlace nofollow.

Por ejemplo, si en alguno de vuestros artículos habláis en un momento dado de una web de peluches y ponéis un enlace a la misma, no sería buena idea que nuestra página que habla sobre deporte de repente enlace con una de una temática distinta.

Por ello, lo ideal sería colocar este enlace como nofollow y así asegurarnos de que no pasará nada, incluso si colocamos el enlace varias veces.

5. Enlaces que lleven a sitios de poca reputación

Una de la forma más extendida a la hora de utilizar los enlaces no follow es cuando vamos a enlazar una página y no sabemos si este sitio es o no de calidad o seguro. Si la web que estamos enlazando realiza malas practicas, como por ejemplo, spam, esto nos afectará a nosotros.

Es por esto que os recomendamos que utilicéis enlaces nofollow en este tipo de situaciones, evitando que Google nos penalice. Aunque en realidad esto no nos asegura de no vayamos a ser penalizados en el futuro.

Intentad no abusar de este tipo de enlaces a páginas de dudosa calidad, Google también podría pensar que vuestra web forme parte de una PBN, y esto os garantizamos que si que esta bien penalizado.

6. Enlaces de pago

Podemos definir un enlace de pago como aquella práctica en la que pagamos para que nos enlacen en páginas webs. Y es que, en realidad, hay diferentes formas de realizar un enlace de pago y no todas están bien vista a los ojos de Google.

Por ejemplo, si vamos a hablar de una marca en específico y esta marca nos regala una taza, la taza no va a influir en nuestra opinión en lo más mínimo, ahora, si en vez de una taza, nos regalan 1000 euros, nuestra opinión seguro que se ve influenciada. O si por ejemplo nos prestan un portátil para que hagamos un análisis no será lo mismo que si nos lo regalan.

Lo que queremos decir con esto es que, dependiendo de cual sea el verdadero motivo por el que estemos patrocinando algo o alguien, debemos de tener cuidado de si es por reconocimiento o por golpe de talonario, siendo esto último mal visto por Google.

7. Priorización del rastreo

A diferencia de un usuario normal, el robot de Google no es capaz de registrarse o iniciar sesión en una web. Como no existe ninguna razón para indicar que siga este tipo de enlaces, marcaremos aquellos que lleven hacia las páginas de inicio de sesión y registro de nuestra web como nofollow.

Conclusión

El uso exclusivo de los enlaces nofollow nos dará poca autoridad en nuestro sitio web, y lo que es peor, si hacemos un mal uso de los mismos, nos bajará nuestra posición en el ranking, cosa que para nada nos interesa.

Si realmente buscas crear una marca en internet, no debes de preocuparte tanto sobre si el enlace final es nofollow, puesto que, aunque si dudas, o si lo usas en un enlace en «el que no deberías utilizarlo» como podrás observar, en la mayoría de los casos estos resultan muy beneficiosos para el SEO de nuestro sitio.

Cuéntanos, ¿sabías lo que eran los enlaces nofollow? ¿Has aprendido algo con nuestro artículo? 🙂

Esperamos que sí, y recuerda, puedes dejarnos tus dudas y sugerencias en el apartado de comentarios de más abajo.

¡Nos vemos en el siguiente artículo!

¡Si te ha gustado comparte y haz comunidad!