Blog

objetivos smart

¿Cómo crear Objetivos SMART y aplicarlos a mi negocio?

Marketing Digital

Si alguna vez has sentido que no estabas avanzando en tu proyecto, que, a pesar de que pasa el tiempo, sigues viendo tus objetivos muy lejanos, o simplemente no sabes cómo saber lo productivo/a que estás siendo con tus logros y quieres empezar a contabilizarlos, pero tampoco sabes cuál es la mejor manera de hacerlo… Para ayudarte a todo esto, quiero hablarte de los objetivos SMART 🙂

Empecemos por el principio

Para poder alcanzar una meta, tenemos que crear ciertos objetivos que nos ayudarán a alcanzarla. Esto es, muchas veces, la raíz del problema, ya que si los objetivos no están bien definidos, nos estamos entorpeciendo desde el principio. Y, lo más lógico es que nos surjan dudas como:

  • ¿Cuáles son los objetivos que tengo que marcar?
  • ¿Cuántos objetivos tengo que crear?
  • ¿Cómo sé si los objetivos marcados están bien definidos?
  • ¿Cómo sé si los estoy cumpliendo o si de verdad me están sirviendo para algo?
  • ¿Y si los objetivos que marco son demasiado altos?

Don’t worry! Cuando acabes de leer el post entero, habrás resulto estas dudas. (Aunque lo más probable es que sigas teniendo muchas otras, pues como realmente vamos a aprender es poniéndolo en práctica 😉 ).

Dicho lo cual, ¿cómo deben ser entonces estos objetivos para que puedan ser realmente útiles? ¡Vamos con los Objetivos SMART!

¿Qué son los objetivos SMART?

El acrónimo SMART significa «inteligente» en español, y es un término muy acertado, pues hace referencia a una metodología que nos ayuda a recordar los aspectos clave e indispensables a la hora crear objetivos para cumplir una meta en específica. Cada letra da sentido a una característica diferente y, cada una de ellas, debe estar en nuestros objetivos para poder llegar a nuestra meta de la manera más inteligente, como bien dice la palabra. Estas características son:

 

Objetivo SMART Específico

Específico. El objetivo tiene que ser concreto, claro y simple. Intenta dejar lo menos posible a la improvisación para poder focalizarte mejor en lo que quieres conseguir.

Una buena manera de hacer que tus objetivos sean lo más específicos posibles, es respondiéndote a ti mismo/a a ciertas preguntas como:

  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Por qué quiero conseguirlo?
  • ¿Quién va a conseguirlo?
  • ¿Cuáles son los recursos de los que dispongo para conseguirlo?

¡Pero no sólo estas! En definitiva, la idea es que detalles todo cuanto puedas sobre tu objetivo.

Por cierto, si aún no terminas de entender la idea, más adelante vas a ver las diferencias más claras con ejemplos de objetivos SMART y objetivos mal planteados, ¡así que no te preocupes!

Objetivo SMART Medible

Medible. Medir es vital. Si no puedes medir tu progreso, nunca sabrás el camino real que has avanzado ni el que te queda por avanzar. ¡Ahora quiero que estés atento/a a estas ideas!

1. ¿De qué manera puedo medir mi progreso?

Haciendo que tu objetivo sea cuantificable. La idea es marcarte un objetivo con cantidades exactas, porcentajes, números, etc.

2. ¿Cómo sé qué tengo que medir exactamente?

Definiendo los KPIs de tu proyecto en base a tus objetivos.

3. ¿Qué es esto de los KPIs?

Los KPIs (Key Performance Indicator) son indicadores clave de desempeño (de los que hablaremos en un post más adelante) que nos servirán para analizar el rendimiento y rentabilidad de nuestras acciones.

4. Pero no cualquier métrica nos vale, y ahí está el punto clave.

Si los KPIs fuesen cualquier métrica, ¿por qué sería necesario llamarlas de otra manera? Porque no son sólo métricas, si no que son esas métricas en concreto que van a hacernos saber si estamos creciendo en lo que nos hemos propuesto conseguir.

5. Todas las KPIs son métricas, pero no todas las métricas son KPIs.

Y es por ello por lo que tenemos que definirlas, pues no podemos fijarnos en todas las métricas existentes que podamos sacar de nuestro proyecto. Ni todas van a ser útiles ni todas nos van a servir para conocer la rentabilidad del mismo.

Objetivo SMART Alcanzable

Alcanzable. Hacer razonable la meta es lo que va a convertirla en alcanzable. Tener en cuenta estos factores puede ayudarte a serlo:

  • El tiempo que te lleva hacerlo.
  • El esfuerzo personal.
  • Los recursos con los que cuentas.
  • Los recursos necesarios.
  • El presupuesto.
  • Otros factores sociales, familiares, personales, etc que puedan influirte.

Esto no quiere decir que no seas ambicioso/a, ni mucho menos. Pero es muy importante tener una visión realista para saber si es posible llevarlo a cabo o no.

Objetivo SMART Relevante

Relevante/Realista. Preguntarte a ti mismo si los objetivos individuales que te marques son relevantes o no para conseguir el objetivo final. ¿De qué forma lo sabemos? Es más sencillo si nos hacemos estas preguntas:

  • ¿Qué vamos a conseguir con este objetivo? ¿Nos acerca más a nuestra meta?
  • ¿Para qué nos va a servir en nuestra empresa/negocio? Intenta dar prioridad a lo que realmente importa en tu estrategia.
  • ¿Está dentro de nuestras posibilidades? Teniendo en cuenta la capacidad de producción, el mercado, el equipo, los obstáculos, etc.
  • ¿Es realmente importante y necesario, o es algo secundario? Prioriza en tus objetivos para diferenciar lo que realmente es rentable e importante para tu empresa/negocio.

Objetivo SMART Acotado en el tiempo

Acotado en el tiempo. El tiempo límite marcado para cumplir un objetivo es una parte muy importante para conseguirlo. Al fijar una fecha límite, nos ayudará en muchos aspectos:

  • Marcar las distintas etapas de nuestro proyecto.
  • Evitar posponer tareas importantes.
  • Organizar los objetivos entre todo el equipo y en base a la prioridad de los mismos.
  • Asegurarte de cumplir el objetivo. No tendrá el mismo resultado decir «Quiero comenzar una newsletter para todos los usuarios que visiten mi web» en lugar de decir «A partir del 1 de Agosto, todos los usuarios que visiten la web, podrán suscribirse a una newsletter».
  • De esta forma, te aseguras llevar a cabo tus objetivos y no posponerlos por otras tareas que puedan surgirte hasta que te decidas a hacerlos.
  • Te ayuda a crear un presupuesto más acorde a tu trabajo, evitando malgastar el menor tiempo posible.
  • Nos ayuda a identificar si algo está siendo rentable para nuestro proyecto y saber si está funcionando como queremos.

Ejemplos de objetivos SMART

Objetivo 1

Aumentar los suscriptores de nuestra newsletter en un 50% (de 2.000 a 2.500) en un plazo de 30 días con el fin de aumentar las visitas a nuestra web, publicando el doble de post que publicábamos el mes anterior.

  • S: Aumentar los suscriptores de nuestra newsletter en un 50%.
  • M: 50% (de 2,000 a 2,500).
  • A: Publicar el doble de post que publicábamos el mes anterior.
  • R: Aumentar las visitas a nuestra web.
  • T: En un plazo de 30 días.

Objetivo 2

Aumentar el tráfico de nuestra web en un 60% (de 1.0o0 a 1.600 visitas al mes) en un plazo de 60 días, ofreciendo un nuevo servicio gracias a un nuevo integrante en el equipo, con el fin de conseguir más posibilidades de venta.

  • S: Aumentar el tráfico de nuestra web en un 60%
  • M: 60% (de 1.0o0 a 1.600 visitas al mes)
  • A: Ofrecer un nuevo servicio gracias a un nuevo integrante en el equipo.
  • R: Conseguir más posibilidades de venta.
  • T: En un plazo de 60 días

Objetivo 3

Aumentar los leads conseguidos en un 40% con respecto al mes anterior (de 500 a 700) gracias a una nueva campaña que se realizará en Redes Sociales durante 30 días, con el objetivo de aumentar las ventas de un producto que se lanzó el mes pasado.

  • S: Aumentar los leads conseguidos en un 40%.
  • M: 40% con respecto al mes anterior (de 500 a 700).
  • A: Campaña que se realizará en Redes Sociales.
  • R: Aumentar las ventas de un producto que se lanzó el mes pasado.
  • T: Durante 30 días.

¡Consigue tus objetivos SMART!

Ahora toca poner en marcha tu nuevo proyecto o la mejora del mismo si ya tienes uno, ¡seguro que ahora te resultará más sencillo ver los avances! Poniendo en práctica todos estos pasos para marcarte tus objetivos, aprenderás cada vez más sobre qué es lo que funciona y cómo funciona mejor en tu negocio, empresa o incluso en tus objetivos personales.

En cada uno de ellos, puedes ser lo específico que quieras, mientras no te olvides de serlo y cumpla con cada una de sus características para que sea un objetivo SMART.

¡Es hora de cumplir tus objetivos! 🙂

¡Si te ha gustado comparte y haz comunidad!