Blog

Growth hacking

¿Qué es el Growth Hacking y cómo se aplica?

Marketing Digital

Puede que ya hayas escuchado este término, Growth Hacking, si estás alrededor del mundo del Marketing. Pero si aún no te ha quedado muy claro de qué se trata, por qué funciona o cuáles son los pasos para llevarlo a cabo, ¡vamos a contártelo!

¿Qué es el Growth Hacking?

El Growth Hacking es un conjunto de técnicas que tienen por objetivo crecer rápidamente en tu empresa, ya sea en usuarios, ingresos o impactos según tu objetivo, y con un mínimo gasto y esfuerzo posible.

Podemos deducir que, si el Growth Hacking busca crecer con el menor gasto y esfuerzo, uno de los sectores que más probabilidades tiene de llevar a cabo estas técnicas son las startups, ya que, normalmente, no suelen disponer de grandes recursos financieros en sus comienzos pero al menos tiempo buscan crecer con pocos recursos.

«Pero, entonces, ¿sólo es aplicable a empresas que acaban de empezar en el mercado o empresas pequeñas?» Para nada. Estas técnicas puedan aplicarse a tu propio negocio sin importar el tamaño del mismo. Y una de las cuestiones que nos vienen a la cabeza es: ¿Quién puede realizar esta labor?

Características del Growth Hacker

Growth hacker

A pesar de que no exista como tal una formación específica para ser «Growth Hacker», es evidente que se necesitan ciertos conocimientos y aptitudes para aplicar estas estrategias, como son:

  • Marketing de contenidos.
  • Técnicas de venta y conversión.
  • Gestión de Redes Sociales.
  • Diseño y desarrollo web.
  • Analítica web/SEO.

Así como ser una persona creativa, curiosa, analítica, flexible, con ganas de innovar, investigar y actualizarse a la última en tecnología.

Cómo aplicar el Growth Hacking

Encaja tu producto en el mercado

Partiendo de que ya tendremos analizado el mercado, la competencia y a nuestro público objetivo, no sólo vale con vender tu servicio o producto de manera original y creativa. Lo que estés ofreciendo tiene que ser capaz de solucionar algún tipo de necesidad de tu buyer persona. Por mucho que promocionemos algo, no tenemos por qué conseguir que funcione si nadie lo necesita.

Analiza al mercado y a tu público

Una vez que nuestro servicio o producto ya esté en el mercado, nos toca analizar el comportamiento dentro de él y de nuestros potenciales consumidores. Esto nos ayudará también a forjar el camino de nuestro público para llegar hasta nosotros de la mejor manera.

¿Cómo analizamos esta situación? Podemos usar el ya conocido «funnel de conversión«. Este embudo será distinto en base a nuestro negocio, pero el objetivo es básicamente poder crear una especie de mapa de comportamiento de nuestros usuarios.

Define metas alcanzables

Conseguir el crecimiento es un objetivo general pero para nada definido. Para poder llegar hasta él, antes tenemos que definir objetivos que sean más realistas, específicos, medibles, alcanzables y con un tiempo límite para cumplirlos, es decir, lo que se llaman objetivos SMART (de lo que hablaremos en futuros posts) y que nos llevaran poco a poco hasta el objetivo final.

Está más que demostrado que, cuando podemos ver cómo llegamos a nuestra próxima meta (un objetivo específico) es mucho más probable que lo consigamos porque se hace alcanzable para nosotros, mientras que si el objetivo es muy lejano y nos lleva un tiempo a largo plazo (objetivo general) no solemos tener claro cómo avanzar y se acaba dispersando.

Por ejemplo:

  • Objetivo demasiado amplio: aumentar el tráfico en la web.
  • Objetivo específico más apropiado: llegar a un número determinado de visitas en un mes.

Mide, prueba, escala

Sin análisis, los objetivos pierden el sentido, pues ¿para qué queremos un objetivo si no sabemos cuándo hemos llegado hasta él? ¿Y cómo lo sabemos? Midiendo y analizando los resultados. No sólo vale con extraer los datos, también tenemos que saber interpretarlos. Y una vez los interpretemos, podemos hacer pruebas mediante tests A/B para comprobar con qué conseguimos un mayor número de conversiones y, por tanto, qué prefiere el público.

Si no obtienes muy buenos resultados al principio, ¡no te preocupes! Los comienzos suelen ser difíciles, sólo tienes que tener paciencia y estar atento/a. Tampoco tengas miedo a experimentar. Hasta lo más insignificante puede macar la diferencia. Recuerda que esto también te sirve para conocer qué prefiere tu público, por lo que es necesario experimentar para poder saberlo.

Gracias a ello, no sólo forjaremos el perfil de nuestro buyer persona conociendo cada vez mejor cuáles son sus intereses, si no que nos ayudará a escalar nuestros objetivos y aumentar la conversión.

Estas son algunas de las herramientas que puedes usar para medir:

1. Google Analytics

google analytics para growth hacking

2. Open Web Analytics

open web analytics para growth hacking

3. Sistrix

sistrix para growth hacking

4. Matomo

matomo para growth hacking

5. Semrush

semrush para growth hacking

¿Hora de ser creativos?

No podemos olvidarnos de la esencia del Growth Hacking, que es buscar soluciones con el menor gasto y esfuerzo posible. Teniendo esto en mente, podemos utilizar técnicas y estrategias de marketing fuera de lo tradicional que llevaría mucho dinero. Usaremos otras opciones como:

  • Posicionamiento SEO. Cómo no, no podemos dejar de lado al gran SEO que mueve nuestro sitio web de manera orgánica y natural. Factores, técnicas, conceptos… Todo lo que sepamos sobre SEO, es bueno para nuestro negocio y para estrechar nuestra relación con Google o con cualquier buscador.
  • Compartir. La opción de compartir entre los usuarios es esencial y tenemos que dejárselo lo más fácil posible para que puedan hacerlo. No seremos nosotros quien le quitemos esa oportunidad.
  • Blogging. Incluye contenido de valor a tu página mediante un blog  con el que podrás resolver necesidades previas del usuario y enlazar con tus servicios.
  • Contenidos gratis y descargables. Además de aportarle algo útil y ganar confianza, puedes ofrecer contenido gratuito a cambio de que dejen una información mínima, como puede ser su correo.
  • Email marketing. Consiguiendo emails, ya sea a través de un CTA o llevando a cabo el punto anterior, podremos mejorar la retención de usuarios actualizando las noticias y enviando nuevas promociones, ofertas o información acerca de nuestros servicios o productos.
  • Marketing de urgencia. ¿Conoces esa urgencia cuando hay un tiempo limitado para conseguir algún producto? Esa es la idea del marketing de urgencia, crear la necesidad de obtener un servicio o producto mediante un tiempo limitado de disponibilidad.
  • Beneficios exclusivos. Si ya tienes un público captado gratuitamente, también podemos ofrecerles un paso más allá a través de un pago extra con el que conseguirán otros servicios más exclusivos.

Ejemplos de éxito en Growth Hacking

Estos son solo algunos ejemplos de empresas que comenzaron siendo nada y que, hoy en día, es casi imposible imaginarnos sin ellas.

  • Dropbox. Uno de los primeros sistemas de alojamiento de archivos en la nube. En apenas dos años creció desde los 100.000 usuarios a los 4.000.000. Todo comenzó ofreciendo más espacio de almacenamiento a los usuarios que invitasen a otros usuarios. Gracias a la difusión, sin ningún coste, se dieron a conocer cada vez más.
  • Booking. Un ejemplo genial de marketing de urgencia. Mostrando las habitaciones disponibles, en oferta y en un tiempo limitado, crea la sensación de decidir más rápidamente y querer aprovechar dichas oportunidades, las cuales quizás ni te plantearías si no las considerases como una «oportunidad».
  • Uber. Sin necesidad de invertir en una campaña de marketing tradicional, comenzaron regalando viajes a los clientes que se dieran de alta en sus servicios. Además, aprovecharon el tirón que produjeron las manifestaciones taxistas para regalar viajes gratis durante un tiempo limitado, lo que se refiere a analizar la situación actual del mercado y fortalecer tus servicios en base a ella.
  • Spotify. Spotify es un gran ejemplo de lo que queríamos decir antes acerca de los servicios exclusivos. Es una plataforma que puedes utilizar gratuitamente y, si realizas un pago extra, tendrás beneficios que no podrías tener de lo contrario. Una vez estás enganchado/a a ella, empiezas a plantearte pagar por algo más.

Para terminar…

¿Qué te parece el Growth Hacking? ¿Lo conocías? ¿Has aprendido algo nuevo? Puede ser lo que estabas buscando si estás comenzando o incluso si quieres probar otras técnicas para tu negocio.

Si quieres aprender aún más sobre este tema, te invito a que conozcas GrowthHackersTVGrowthHackers.com.

¿Empezamos con el Growth Hacking? 😉

¡Si te ha gustado comparte y haz comunidad!