Blog

soporte de salud del sitio

¡Nuevo soporte de salud de WordPress para 2019!

Wordpress

Desde que WordPress entró en su versión 5, este gestor de contenido ha tenido como objetivo convertirse en el número uno de su género y quiere dar todas las posibles herramientas para que te sientas tranquilo y seguro en tu sitio web. Uno de estos cambios fue su nuevo editor de bloques Gutenberg, donde poco a poco han ido mejorando y habilitando nuevos bloques para que los usuarios puedan crear sus páginas sin necesidad de otros plugins para la creación de contenido.

Y aquí es donde entra la nueva funcionalidad para este 2019 ¡Es hora de cuidar de la salud de WordPress!

Nueva funcionalidad: Salud del sitio

Y es que la versión 5 nos trae un apartado muy útil con el que podemos comprobar el estado de salud de WordPress. Esta sección se nos presenta para poder echar un vistazo rápido a toda la información necesaria para comprobar que WordPress está funcionando y que los mínimos requerimientos que necesita se cumplen de forma adecuada. Además, cada vez que entramos en este apartado, se actualizará su información para comprobar que se cuenta siempre con la última configuración.

No hay que tenerle ningún miedo a esta sección, ya que no podemos hacer ningún mal a nuestra web. Es todo para nuestro bien en el control de nuestro sitio web. ¡Cuidemos nuestro WordPress!

¿Cómo podemos consultar la Salud de WordPress?

  1. Versión actualizada. Lo primero, y antes de todo, es tener como mínimo la versión 5.2 de WordPress instalada en nuestro sitio web. «Salud del sitio» se añadió en el 5.0 pero no ha sido habilitada de forma funcional y visual hasta la 5.2.
  2. Acceder al panel de administración. Una vez actualizada la versión, podemos acceder desde el panel de administración > Herramientas > Salud del Sitio.
  3. Porcentaje de salud de WordPress. En Salud del sitio tendremos un porcentaje que nos indica exactamente en qué grado de ‘salud’ se encuentra tu sitio web.

¡Ojo! Tampoco te obsesiones con conseguir el 100% pues, aunque puede ser conseguido, puede que ni siquiera lo necesites. Hay que tener en cuenta que para obtenerlo son consideradas unas reglas generales que abarcan todos los aspectos para todos los posibles usuarios.

Porcentaje de Salud de Sitio en WordPress
Los porcentajes son una forma visual de ver cómo está la salud de WordPresss, pero el 100% puede no ser necesario

¿Qué podemos comprobar en Salud del sitio?

Estado del sitio

En este apartado podremos ejecutar el análisis para comprobar todos los aspectos básicos de WordPress necesarios para su correcto funcionamiento y su seguridad. Además, WordPress nos añade una descripción por si no tenemos absolutamente todos los conocimientos para arreglar problemas importantes.

Este apartado está también destinado a desarrolladores o a empresas que ayudan a sus clientes a administrar su sitio web. Uno de los aspectos que revisará el soporte de salud del sitio es cómo está WordPress. Por ejemplo:

  • ¿Has actualizado WordPress a la última versión?
  • ¿Los plugins están actualizados a su última versión?
  • ¿Puede WordPress comunicarse con sus servidores para recibir información?

Éstas y otras preguntas se resolverán de un vistazo en este apartado, además de un enlace para ir directamente a solucionar ese aspecto en el menú correspondiente de WordPress. Por supuesto, seguiremos teniendo los avisos en los demás apartados.

Rendimiento del sitio

Otro de los apartados que revisará es el rendimiento de WordPress respecto al servidor donde tenemos alojado nuestro sitio o las tecnologías que utilizamos, tales como:

  • PHP: el núcleo de nuestro WordPress. Te avisará si la versión de PHP está anticuada. Si tienes un servidor actualizado puede ser útil porque podrás actualizarla. Si utilizas un servidor compartido, tu proveedor deberá de encargarse de actualizarla por ti. Además, detectará si los módulos necesarios de PHP para WordPress están activados y funcionando correctamente.
  • Base de datos: Nos comprobará si está actualizado nuestro gestor de base de datos, si se puede utilizar la codificación de caracteres UTF8MB4… Sobre todo para que la información guardada por WordPress sea correcta y no sea corrupta por culpa de una mala configuración de la base de datos.
  • HTTP/HTTPS: WordPress también comprobará si puede mostrar la web correctamente por HTTP y te advirtirá si tu web no está en HTTPS para mejorar la seguridad en la transmisión de datos a los servidores.
  • Otros: además, habrá otros apartados más generales o específicos para funciones que no todo el mundo el usuario de WordPress usa como la conexión con la REST API de WordPress, que se puedan realizar solicitudes de loopback o que el sitio en sí pueda conectarse y comunicarse con otros servicios externos.

Obviamente, WordPress no se quedará en unos pocos apartados. Éste sigue trabajando para poder añadir más ‘controladores’ a ciertas características importantes que hay que vigilar para que funcione correctamente. Si tienes un sitio web en WordPress, vale la pena echar un vistazo e intentar arreglar los posibles errores que nos recomiendan en esta web.

Una versión actualizada de PHP puede mejorar la velocidad de nuestro sitio, el HTTPS añade una capa de seguridad en la transmisión de datos y tener actualizado WordPress siempre es indispensable para solucionar problemas de seguridad.

Información relevante del sitio

Este apartado será más técnico, más necesario para desarrolladores y administradores del sitio. La información aquí mostrada será vital para poder solucionar diferentes problemas o diferentes situaciones en las que algo no funciona como debería, además de poder administrar de forma sencilla toda la instalación de WordPress. Vamos a explicar cada uno de los apartados para daros más información:

  • WordPress: un resumen muy rápido de versión, idioma, direcciones de nuestro sitio y varias cuestiones interesantes como el estado de comentarios, los registros de usuario o si es un multisitio (varios idiomas).
  • Directorios y tamaños: como el nombre propio indica, nos mostrará un listado de directorios esenciales de WordPress y la capacidad ocupada por cada una de las carpetas. Además, nos indicará el tamaño de nuestra base de datos por si tenemos que optimizar información o si tenemos que estar pendientes a una limitación de espacio en disco si utilizamos un servidor compartido.
  • Dependientes: en este apartado, mostrará aquellos ficheros especiales creados por los plugins para poder funcionar correctamente dentro de WordPress, ya que hay ciertas funcionalidades que no están implementadas en WordPress (ni son necesarias por defecto), pero sí pueden ser útiles en ciertos plugins como la conexión a otros sistemas o el manejo de caché avanzada.
  • Tema activo: toda la información sobre nuestro tema que tenemos aplicado a nuestro sitio. Además, una de las opciones que nos muestra será las características del tema, que hará una lectura rápida de filtros y funciones que utiliza el tema para que nos hagamos una idea rápida.
  • Plugins imprescindibles: estos plugins no tienen por qué existir de base. Son los conocidos ‘mu-plugins’ (must-use plugin) y son los plugins que se inician antes que ninguno para añadir funciones especiales u obligatorios para ciertos aspectos necesarios para la web.
  • Plugins activos: veremos un listado completo de todos los plugins activados con su versión y su creador, por si tenemos que exportar esta información a nuestro desarrollador y pueda investigar los plugins exactos. Y este listado es tan inteligente que nos dice la versión instalada y la versión última si no está actualizada.
  • Gestión de medios: aquí nos aparecerá el editor de medios que se utiliza para gestionar, administrar, editar y controlar todos los ficheros multimedia. Si no se instala ningún plugin para esto, lo más común es que nos aparezca WP_Image_Editor_Imagick, editor por defecto de WordPress. Nos mostrará sus recursos y datos interesantes/necesarios sobre el editor en cuestión.
  • Servidor: volvemos a nuestros apartados técnicos donde aquí nos dice todo sobre el servidor, como el tipo de servidor web, la versión de PHP y sus diferentes variables configuradas que afectan el funcionamiento de WordPress; además de otras cuestiones relevantes.
  • Bases de datos: podremos encontrar todo lo relacionado con el cliente de base de datos que utilizamos para la conexión y utilización de la base de datos con WordPress. También nos mostrará los datos de conexión para una visión rápida en vez de consultar el fichero wp-config.php. No nos mostrará la contraseña por seguridad.
  • Constantes de WordPress: nos mostrará aquellas constantes definidas en WordPress para su utilización en la ejecución de sus ficheros. Por si no lo sabes, una constante es el nombre que se le aplica a un dato para su posterior utilización. Estas constantes no suelen cambiar, pero se pueden reconfigurar para mejorar ciertos aspectos como el límite de la memoria máxima de uso de WordPress, activar los logs de depuración o activar la caché interna.
  • Permisos del sistema de archivos: en este último apartado, nos mostrará si los directorios en los que trabaja WordPress tienen los permisos correctos para su acceso y escritura. Por ejemplo, detecta si WordPress puede guardar una imagen en la carpeta ‘uploads’ cuando se sube a medios. Si WordPress no tiene estos permisos, le es imposible subir los medios.

¡Cuida la salud de WordPress!

WordPress está añadiendo utilidades esenciales en el día a día para los administradores y los desarrolladores de este magnífico gestor de contenidos. Nunca está de más que existan herramientas como esta con las que podamos recoger información útil, ya sea para personas que entiende la materia o personas que no poseen los conocimientos necesarios, pero pueden utilizar Salud del sitio para buscar ayuda en Internet o a personas especializadas.

En cada nueva versión hay un paso más en la ayuda para que el usuario no se sienta perdido en la administración y resolución de problemas. Además, ayuda a quitar el miedo a no saber qué hay detrás o cómo poder solucionar ciertos problemas si no sabemos por dónde empezar. Con esta nueva funcionalidad, sin duda, podremos vigilar bien de cerca la salud de WordPress.

Si quieres más información, puedes echarle un vistazo desde la web oficial de WordPress.

Y tú, ¿ya sabes por dónde empezar? 😉

¡Si te ha gustado comparte y haz comunidad!